Borada® EPOXI para el sellado antiácido de juntas

La Borada EPOXI es un compuesto tricomponente a base de arenas silíceas seleccionadas, pigmentos estables y aditivos especiales, que endurecen por simple reacción química.

Las superficies expuestas al contacto con productos químicos, limpiezas agresivas, ácidos, disolventes, precisan unas juntas entre baldosas con unas características especiales, sobre todo estanqueidad y resistencia. Por eso no se manchan y conservan su aspecto original.

Aplicaciones

borada-epoxi-gris-5kg_ficha_280Sellado de juntas hasta 10 mm entre baldosas de pavimentos y revestimientos, tanto en interiores como en exteriores.

Adecuado para pavimentos y revestimientos industriales en empresas químicas, alimenticias, galvánicas, papeleras, queseras, cerveceras, mataderos, conserveras, curtidurías, etc. Ideal para centros sanitarios (quirófanos, cocinas, salas de espera, etc.), piscinas (termales, duchas, depósitos de aguas agresivas, depuradoras, etc.), laboratorios, etc.

Colocación de baldosas cerámicas en instalaciones de alta resistencia química y mecánica y sobre soportes de hormigón, metal, pavimentos epoxi, poliuretano, etc.

Aplicación del producto

El rejuntado deberá realizarse transcurridos un mínimo de 24 horas desde la fijación de la cerámica.La temperatura óptima de aplicación es de 20ºC. Cuando la temperatura es muy baja y los líquidos están fríos y viscosos, sumergir los envases en agua caliente (no en ebullición) hasta que se vuelvan fluidos.Para grandes superficies es aconsejable utilizar una máquina rotativa provista de palas de goma dura.Para colocación de cerámica, extender BORADA EPOXI con la ayuda de una llana dentada, ejerciendo una buena presión sobre las baldosas.El consumo varía en función del espesor y anchura de las juntas, así como de las dimensiones de la baldosa cerámica.

 a1 Comprobar que la junta abierta esté seca y exenta de cemento. Mezclar con un batidor de aspas los dos componentes líquidos en su totalidad.
 a2 A continuación, añadir el árido necesario hasta obtener la textura deseada para una fácil operación de relleno de la junta.
 a3 Con una llana de caucho extender el mortero de rejuntado en diagonal, presionándolo hasta conseguir un completo rellenado de la junta, a la vez que se retirael material sobrante.
 a44 Rociar con abundante agua y con un estropajo hasta eliminar el mortero sobrante. Esta operación debe hacerse mientras el material esté aún blando.
a4 Repasar con una esponja humedecida y perfilar el acabado final de la junta. Para una limpieza de grandes superficies utilizar una máquina rotativa provista de palas de goma dura.
 Datos Técnicos
dtecnicos2

Si desea ampliar información puede encontrarnos en nuestras tiendas de Santa Coloma, Rubí, Badalona y Barcelona.

Visitar la web del fabricante en logo_propamsa